18 de agosto de 2022

Segmentación: ¿Cómo ahorro energía para no pasarme del límite de los 400 kWh?

Entre las primeras medidas de Sergio Massa como Ministro de Economía, se dio a conocer que el aumento en las facturas de electricidad afectarán a todos los usuarios que superen los 400 kWh de consumo mensual. Esto quiere decir que la segmentación no afectará solo «al 10%» más pudiente, si no a cualquiera que supere ese límite.

A raíz de esto, es que es conveniente ir previendo y calculando los consumos del hogar para no llevarse una sopresaa en las próximas facturas. Como primera medida, es importante ir a revisar las boletas para ver cuántos kWh se consumen en el hogar habitualmente y ver si el uso actual supera ese límite.

Algunas de las medidas que se pueden tomar tienen que ver con hábitos. Por ejemplo, no dejar prendida la calefacción mientras no estoy en el domicilio. A lo sumo, asegurarse de cerrar todo para mantener el espacio lo más caliente posible hasta el regreso.

Es bueno también contar con una buen aislamiento en puertas y ventanas. Esto requiere una inversión de una única vez que ayuda a evitar que se filtre el calor.

Hay muchos hábitos que se pueden cambiar para ahorrar energía, por ejemplo, intentar no quedarse dormido con la TV prendida, asegurarse de apagar aires acondicionados o ventiladores al salir, solo usar la luz si está cumpliendo una función, etc. También desconectar aparatos eléctricos: aunque estén apagados, los artefactos conectados consumen energía.

Es importante aprovechar al máximo cada uso de los aparatos eléctricos. Cuando usamos el lavarropas, aprovechar para hacerlo lleno y no solo para algunas prendas evitando sucesivos lavados. A la vez, tener en cuenta que lavar con agua caliente consume más que el lavado con agua fría.

También, aprovechar la luz natural y solo prender la luz cuando sea necesario. Esto especialmente en verano donde la luz natural abarca más horas del día.

Es importante descongelar el freezer. El hielo que queda en las paredes puede generar un aislamiento llevando a un consumo de hasta un 20% más de energía.

Respecto de los aires acondicionados, se recomienda optar por los que tienen etiqueta «A» de alta eficiencia energética, y mantenerlos a 24 grados.

Con respecto a las instalaciones, es bueno hacer un chequeo para evitar cualquier fuga de energía eléctrica que pueda tener el domicilio. Lo mismo corre para el estado de los electrodomésticos.

Asimismo, reemplazar las bombitas de luz por aquellas de bajo consumo. Estas suponen un ahorro de hasta un 75% de energía.  Los tubos fluorescentes tienen una duración de entre 15 y 20 veces superior a una lámpara incandescente, y consumen 80% menos.

A la hora de comprar o reemplazar equipos electrónicos, priorizar aquellos con tecnologías que demanden menos energía. Los electrodomésticos Clase A, consumen un 50% menos que aquellos de consumo medio. Por ejemplo, productos como los caloventores son sumamente ineficientes y requieren una gran cantidad de energía.

Categorías