3 de marzo de 2024

Vicentin: la mayor deuda con el sector bancario argentino, es con la banca pública

La deuda de la empresa agroindustrial Vicentin es superior a los u$s 1.600 millones, siendo el Banco Nación el principal acreedor luego de las maniobras gestionadas durante el gobierno de Mauricio Macri. Parte de las deudas acumuladas se pueden ver en los informes del BCRA, la mayoría en situación «irrecuperable»

A pesar de no cumplir sus compromisos con el Estado, la gestión macrista del Banco Nación a cargo de Javier González Fraga, le siguió otorgando créditos millonarios. En noviembre de 2019 se le otorgaron US$ 61.000.000 y, luego de las elecciones de ese año, otros US$ 43.900.000 antes del cambio de gestión

Dato no menor es que la firma Vicentin aportó a cambio más de 13 millones de pesos a Juntos por el Cambio en las últimas elecciones presidenciales. Un ida y vuelta en perjuicio de las arcas de los argentinos y en beneficio de unos pocos.

Mientras se esperan resoluciones de la Justicia santafesina y Vicentin sigue negociando con sus diferentes acreedores, el historial de la central de deudores del Banco Central de la República Argentina (BCRA) deja entrevisto el manejo irresponsable de sus directivos. Los informes así lo reflejan.

En la Central de Deudores del BCRA, al día de la fecha, se pueden visualizar los múltiples acreedores que allí figuran, encabezado por el Banco Nación con una deuda de 300 millones de dólares. La inmensa mayoría calificada en situación 5, considerada «irrecuperable».

Entre los informados, aparecen el Banco de la Provincia de Buenos Aires con una deuda de $ 2.384.376.000, el Banco Hipotecario ($ 1.421.673.000), el Banco Macro ($ 628.307.000), el Banco de Inversión y Comercio Exterior ($ 623.948.000) y el Banco Ciudad ($ 620.451.000). También aparecen otras entidades como el Banco de Entre Ríos, el Banco Itaú, el Banco Industrial, el Banco de Santa Fe, entre otros.

Captura de la Central de Deudores del BCRA al día 01/07/22

Según estos datos, la mayoría de la deuda de Vicentin con el sistema bancario argentino corresponde con la banca pública, entre el Banco Nación y los diferentes bancos provinciales. A estas deudas hay que sumarle aquellas que corresponden a los acreedores internacionales como la Internacional Finance Corporation, el Netherlandese Financerings y el ING Bank NV – Tokyo Branch.

PROHIBICIÓN DE NO INNOVAR

El día de hoy, el fiscal Javier de Luca pidió la confirmación de la prohibición de no innovar. La medida prohibió modificar la composición accionaria de las empresas con fines de eventual decomiso, en caso de recaer condena en la causa.

De Luca presentó su dictamen ante el máximo tribunal penal federal del país. El mismo tiene que resolver si confirma la medida cautelar avalada ya por la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, o la revoca, como reclama la defensa de Vicentín.

El año pasado, el juzgado federal de Reconquista dispuso la medida sobre el paquete accionario de las empresas investigadas en la causa penal por presuntas maniobras de lavado de dinero que podrían perjudicar a los acreedores de la empresa en proceso de quiebra. La medida recayó sobre todas las empresas denunciadas por la fiscalía en la causa, entre ellas Vicentin, Renova SA, Algodonera Avellaneda y Vicentin Desarrollos.

El fiscal ante Casación remarcó la «necesidad de prevenir que VICENTIN y las empresas en las que participa continúen desprendiéndose de sus activos». De Luca aclaró que la medida no busca «perjudicar ni obstaculizar el normal desenvolvimiento económico de la empresa. Por el contrario, interesa a esta parte que su actividad comercial se mantenga y acreciente, porque en parte de ello dependen las expectativas reales de concretar el eventual recupero de activos».

La causa se inició por una denuncia del abogado Mariano Moyano Rodríguez, que representa a un grupo de acreedores de Vicentín ante la Procelac por supuesto lavado de activos de origen ilícito. En la denuncia se alude a la venta de acciones de la firma Renova SA a otra empresa, Glencore, en diciembre de 2019, cuando Vicentin SA «ya se encontraba en estado de cesación de pagos y, no obstante, la suma abonada no habría tenido como destino el pago de sus obligaciones locales, sino que se habría cobrado en el exterior».

ACUERDOS CON BANCOS DEL EXTERIOR

Este miércoles, la cerealera anunció que llegó un acuerdo con aquellas entidades bancarias acreedoras del exterior. “En el día de la fecha ha logrado las conformidades necesarias para alcanzar la mayoría de capital en el marco de su Concurso Preventivo de Acreedores», señaló la empresa en un comunicado de prensa.

Vicentin sostuvo que «con la firma recientemente acreditada de las instituciones financieras internacionales se ha superado holgadamente el requerimiento establecido por la ley concursal de contar con al menos dos tercios de aprobación sobre el capital verificado”.

Por este motivo, la empresa solicitó la pronta homologación de la justicia para poder hacer frente de manera inmediata a «los primeros pagos comprometidos».



About Author

Categorías