23 de junio de 2024

CABA: aumenta la cantidad de gente que vive en la calle y escala la violencia

El Gobierno porteño mostró el último censo y los datos revelan que se registró un 21% más de gente sin hogar respecto al año pasado.

El gobierno porteño llevó a cabo el censo de gente en situación de calle durante abril. Ahora, mostraron los resultados en los que se registró a 4.009 personas viviendo sin techo. De ellas 2.684 se encontraban en los paradores.

En comparación con el último relevamiento de noviembre de 2023, la población total creció el 14% en un año. Según los datos, el 60% tiene problemas de consumos o algún tipo de trastorno mental severo. Este sería el gran disparador del aumento de violencia en las calles.

El trabajo fue realizado por el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y la Dirección General de Estadísticas y Censos. Participó también la Defensoría del Pueblo porteño, como veedora.

Otros datos arrojados por el censo

  • El 63% de las personas tenían alguna vinculación con los Centros de Inclusión Social (CIS): pasaron alguna vez a dormir, o a comer, a bañarse o a realizar talleres.
  • Más del 50% no tiene domicilio en territorio porteño.
  • Las comunas en donde hay más gente en situación de calle son la 1, 2, 3, 4, 6, 7, 13, 14 y 15.

Este es el primer censo en la gestión de Jorge Macri, en el marco de una política inapropiada por parte del gobierno porteño para abordar la situación. Una semana después del relevamiento, se lanzó la campaña «Operativo Especial Orden y Limpieza»: a través de las redes del propio Macri, se mostraba el antes y después del desalojo de personas que ocupaban el espacio público.

Las nuevas medidas en CABA para abordar a la gente en situación de calle

Por un lado un cambio de nombre en el programa, que dejará de llamarse Buenos Aires Presente (BAP) para ser rebautizado como Red de Atención. Además, se los distinguirá en tres grandes grupos: emergentes, posiblemente afectados por la situación económica actual; crónicos, quienes llevan años viviendo en las calles; y peligrosos.

Según una nota publicada por Clarín, desde el ejecutivo porteño aseguraron que «a las ONG les cuesta conseguir voluntarios porque cada vez tienen más miedo de participar en las acciones solidarias. Incluso sabemos que hay iglesias en donde ya no les dan de comer en el interior de los recintos porque la violencia creció y tienen miedo. Se puso difícil, picante».

«La realidad de la calle es muy compleja, no es la misma que hace diez años. Las políticas actuales no alcanzan porque no siempre la crisis económica explica que alguien esté en la calle. Por eso también buscamos segmentar las respuestas», indicaron.

En este contexto, se incorporó un parador específico para tratar temas de salud mental. Incluso se utiliza un vehículo del SAME adaptado para situaciones de brotes psiquiátricos que puedan ocurrir en la vía pública.

De igual manera, como el 74% de las personas que se encuentran en la calle son hombres, la mayor cantidad de paradores están destinados a ellos. Hay 3.300 plazas disponibles en 47 paradores. Y en unas semanas se inauguraría uno nuevo destinado a familias.

About Author

Categorías