6 de diciembre de 2022

Se reactiva el tren Cañada-Rosario luego de 45 años

El Jefe de Estado encabezó esta tarde el acto de puesta en marcha del servicio ferroviario que conecta Cañada de Gómez con Rosario después de 45 años de inactividad. Lo acompañaron los ministros de Economía, Sergio Massa, el de Transporte; Alexis Guerrera y el gobernador santafesino Omar Perotti.

Fernández, Massa y Guerrera arribaron al lugar en una formación del mismo tren que prestará servicio en ese ramal. De acuerdo al informe oficial, las formaciones cuentan con capacidad para 900 pasajeros y, potencialmente, podrán beneficiarse cerca de 2.000 pasajeros por día que se movilizarán entre las estaciones de Rosario Norte y Cañada de Gómez

El recorrido demanda 2 horas y 10 minutos. Posee paradas intermedias en Correa, Carcarañá, San Gerónimo, Roldán, Funes y Antártida Argentina.

Durante la presentación se mostraron tres coches de larga distancia, una locomotora y un coche generador que prestarán 16 servicios semanales. El costo del pasaje entre las estaciones cabeceras será de 120 pesos, y hasta la estación Roldán, que es mitad del recorrido, 60 pesos.

Los pasajes pueden ser adquiridos 24 horas antes, mediante la página web de la empresa o en las boleterías de ambas estaciones terminales. El servicio Rosario-Cañada de Gómez es el primer tren de cercanía que se instauró en Argentina fuera del AMBA a fines del siglo XIX, y fue cerrado por la dictadura militar en 1977.

Alberto Fernández dijo que algunos sectores «se encargan de hacer aún más difícil» la situación económica

El presidente Alberto Fernández advirtió en el acto que algunos sectores «se encargan de hacer aún más difícil» la situación económica actual. Sostuvo que «ni siquiera la voluntad» de esos grupos «va a doblegar la decisión» del Gobierno nacional y ratificó que «no se va a parar» la obra pública ni la construcción de viviendas en todo el país.

«Claramente pasamos momentos económicos difíciles y algunos se encargan de hacerlo aún más difícil«, dijo el Presidente durante su discurso. A la vez, añadió que «Sergio (Massa) sabe, como yo, la obligación que tenemos con cada uno de ustedes», en el marco de la primera actividad oficial que ambos comparten tras la asunción del exdiputado en el cargo el miércoles último.

«Esa obligación no va a parar, así como ninguna de las 5 mil obras públicas que estamos construyendo. No van a parar las 100 escuelas técnicas que estamos construyendo a lo largo y ancho del país, ni las 120 mil viviendas que estamos construyendo. Nuestro deber está con ustedes, no con otros«, aseveró el mandatario.

En ese marco, dijo que además de luchar por la unidad de la coalición gobernante del Frente de Todos se debe «luchar por la unidad de los argentinos». Fernández remarcó la valoración hacia el ferrocarril como elemento de desarrollo comunitario y económico.

Nuestro deber está con ustedes, no con otros

Alberto Fernández

Como en sus últimas apariciones públicas, el Presidente insistió en que en el ámbito de la política «no todo es lo mismo» y contrapuso decisiones como la nacionalización de los ferrocarriles tomada por Juan Perón en la década de 1940 con aquellas tomadas «en los años 90» cuando «alguien pensó que los trenes estaban de más», en relación a la gestión de Carlos Menem.

En ese sentido, dijo que en su Gobierno se entiende al ferrocarril como «un medio de transporte importantísimo para desarrollar comunidades y economía». «Cristina (en su última presidencia) llamó a una licitación para hacer esto», recordó en referencia a la reactivación del ramal, y señaló que «quien la sucedió dijo que eso no había que hacerlo» en referencia al expresidente Mauricio Macri.

Fernández, asimismo, destacó que «como pensaban Perón, Evita, como pensó Néstor y Cristina, yo creo que el tren hace falta en toda la Argentina», para que «termine con la desintegración del país y para que nos una». El Jefe de Estado reivindicó además la búsqueda de la unidad del FDT y fue más allá: «Debemos luchar por la unidad de los argentinos».

Perotti y Guerrera

Por su parte, Perotti, le agradeció por «invertir en el ferrocarril y particularmente en Santa Fe». «Ramal que abre, región que progresa«, dijo el Gobernador, en clara alusión a la frase «ramal que para, ramal que cierra» que se utilizó en la década del ’90 para presionar a los trabajadores ferroviarios que realizaban medidas de fuerza contra la privatización de los ferrocarriles.

El ministro Guerrera, por su parte, recordó que el tren dejó de llegar a Cañada de Gómez hace 44 años y destacó la decisión política del presidente Fernández para reactivarlo. «Muchas fueron las oportunidades en las que escucharon que el tren iba a volver», dijo y señaló que «para que volviera, tenía que llegar a Presidente alguien con la decisión política de que el tren nos conecta, nos une, y es el medio de transporte por excelencia».

Al respecto, señaló que desde el inicio de la gestión del Frente de Todos, se han «reconectado 15 servicios y 56 localidades que habían sido abandonadas».

Ramal que abre, región que progresa.

Omar Perotti

La primera en hacer uso de la palabra en el acto fue la intendenta de Cañada de Gómez, Stella Maris Clerici, quien dijo que la vuelta del tren se inscribe en una jornada histórica para un pueblo que supo tener a un 10% de habitantes que se desempeñaban como ferroviarios. «Es un día histórico, trabajamos para que esto se haga realidad. Este es un hito inclusivo porque este tren se detiene en todos los pueblos entre Cañada y Rosario«, comentó.

El día que Eva Perón visitó Cañada de Gómez a bordo del tren reinaugurado hoy

«En el 1947 nuestra querida Evita iba camino a Córdoba en este tren que pasaba por acá y paró en Cañada de Gómez«, expresó el Presidente durante el acto de reactivación del servicio ferroviario.

Al conocerse la noticia de que Eva Perón arribaría a la estación de tren, cuarenta mujeres se acercaron a saludarla durante una noche de invierno, según una investigación del escritor y director del Museo Histórico Municipal, Gerardo Álvarez.

Álvarez, quien también escribió sobre la historia del ferrocarril argentino, obtuvo distintos testimonios que indican haber visto a la esposa de Juan Domingo Perón en Cañada de Gómez cuando pasó en tren por la estación local, ubicada a 70 kilómetros al oeste de Rosario.

«Desde el mismo tren le habló a quienes entonces vivían en la ciudad«, dijo el presidente Fernández sobre la anécdota. Valoró que se trata de «un recuerdo inmenso y me siento en un lugar histórico privilegiado».

El hecho histórico también fue recordado por la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti. «Una noche de invierno de 1947 el guarda del telégrafo recibió la noticia de que Evita iba en tren a Córdoba y pasaría por Cañada de Gómez. Las mujeres del pueblo se agolparon en las vías y paró, y les habló desde una ventanilla«, escribió la portavoz en su cuenta de la red social Twitter.

La localidad santafesina no sólo tuvo la visita de Eva Perón, sino que también llevó su nombre durante tres años. El 22 de junio de 1952, un mes antes de su muerte, se aprobó la ley 4.394 por la que se denominó Ciudad Evita a Cañada de Gómez, según el sitio oficial de este municipio.

Sin embargo, tras el golpe de Estado de 1955, los militares decidieron volver al nombre original de la localidad santafesina.

Categorías