13 de abril de 2024

Persecución: Un árbitro denuncia no ser designado en AFA por «no renunciar» al sindicato

Un árbitro de fútbol denunció en las últimas horas que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) dejó de designarlo por «no querer renunciar» a la filiación gremial. El juez tiene una extensa carrera en la cual dirigió más de 40 partidos en la Primera Nacional.

Se trata del rosarino Sebastián Ranciglio, de 36 años, quien lleva «más de tres años» sin ser llamado para controlar ningún encuentro oficial. No sólo no fue convocado para la segunda categoría del fútbol local sino tampoco en el Federal A, donde se formó como juez.

«Oficialmente, no tengo ninguna versión. Pero se entiende que es por no haber renunciado al sindicato«, expresó el árbitro que reside en la localidad de Roldán hace 10 años. Ranciglio es afiliado al Sindicato de Árbitros de la República Argentina (Sadra) y dirigió su último encuentro oficial en abril de 2019, en ocasión de un cotejo entre Gimnasia y Esgrima de Mendoza-Santamarina de Tandil.

«El rumor en radio pasillo de la Asociación (Argentina de Árbitros) es que el que no renunciaba a Sadra, no dirigía más», dijo el colegiado al programa radial «Deportivo Fútbol Show» que se emite por FM Universal (105.9). Ranciglio contó que en una situación similar a la suya figuran afiliados al gremio como Esteban Nasier, Carlos Boxler, Laureano Leiva o Martín Grasso, quienes se desempeñaban regularmente todos los fines de semana.

«Quedamos 20 árbitros en Sadra. Muchos muchachos tomaron la decisión de renunciar y ahí recién los volvieron a convocar«, dijo. Más allá de que algunos jueces, en forma individual, ejercieron «medidas cautelares para que AFA nos vuelva a designar» la irrupción de la pandemia del coronavirus en marzo de 2020 hizo «más lentos todos los procesos judiciales», apuntó.

Ranciglio, quien tuvo su estreno en la Primera B Nacional en la temporada 2016-2017, manifestó no tener «ningún contacto» con Federico Beligoy, exárbitro y actual responsable de la Dirección Arbitral de AFA. «Alguna vez intenté hablar con Beligoy, pero no me atendió. Después le mandé mensaje y tampoco tuve respuesta» relató

El árbitro rosarino, que estuvo ternado para los premios Alumni 2018 como «mejor en la Primera B Nacional», junto a Pablo Dóvalo y Nazareno Arasa (ambos hoy en Primera División), resaltó estar «apto físicamente y con todos los exámenes médicos aprobados».

«Cuando resolví seguir en Sadra sabía que hipotecaba mi carrera. Por más que la justicia le dé curso favorable a la medida cautelar y AFA me designe, prefiero seguir siendo libre para dirigir», expresó Ranciglio. «Sé que hay muchachos que son sometidos a presiones de distinta índole. No son libres para dirigir» denunció el árbitro.

Ranciglio reconoció que su situación era diferente cuando Horacio Elizondo estaba al frente de la Dirección Arbitral en AFA. «Con Elizondo siempre mantuve una relación cordial y como (Saúl) Laverni estaba como colaborador y es también de Rosario había más comunicación, si se quiere. Es más, en abril-mayo de 2018, me dijeron que al siguiente semestre podía llegar a Primera por mis buenas calificaciones», narró.

«Pero luego lo echaron a Elizondo, se fue Saúl (Laverni) y llegó (Federico) Beligoy», sostuvo Ranciglio, quien continúa dirigiendo partidos en Ligas Regionales del país.

About Author

Categorías