29 de febrero de 2024

Organizaciones sociales marcharon a Plaza de Mayo con el debut del Protocolo antipiquete

Organizaciones sociales se manifestaron «contra el ajuste» y «en defensa del derecho a la protesta».

Movimientos populares y organizaciones sociales de Unidad Piquetera (UP) marcharon a Plaza de Mayo «contra el ajuste económico» del gobierno de Javier Milei y «en defensa al derecho a la protesta», en una movilización en la que dos manifestantes fueron detenidos en medio de empujones y corridas que protagonizaron con la policía porteña y federal y la Gendarmería, que implementaron por primera vez el protocolo dispuesto por el Ministerio de Seguridad.

Los manifestantes partieron pasadas las 16 hacia la plaza, donde leyeron un documento consensuado por las organizaciones en el que expresaron que «en un nuevo aniversario de la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre del 2001, volvemos a llenar las calles y las plazas de todo el país«, y a las 18 comenzaron a desconcentrarse.

«En unidad, decenas de organizaciones populares, sindicales, piqueteras, estudiantiles, ambientales, de derechos humanos nos movilizamos para enfrentar el plan de ajuste y miseria de (Javier) Milei y el FMI», señalaron los dirigentes desde un escenario montado en Plaza de Mayo.

En el documento expresaron que «el Presidente ya anuncio su plan de gobierno», al que definieron como «una declaración de guerra contra los derechos laborales, sociales y democráticos de los trabajadores y el pueblo«.

Entre los principales reclamos incluidos en el comunicado se indicó la «defensa del derecho a la protesta», el «freno a la represión y criminalización de la protesta», la «reapertura inmediata de paritarias y aumento general de salarios, jubilaciones y planes sociales» y que no se produzca «ningún despido ni suspensiones».

También rechazaron el «tarifazo de los servicios y el transporte público» y pidieron defender «la educación y salud pública y la ciencia y tecnología» así como la «reestatización con control de los trabajadores y usuarios de las empresas de servicios públicos».

«Contra el negacionismo del genocidio y la reivindicación de la última dictadura militar, llamamos a defender todas las conquistas sociales y democráticas. Ningún genocida suelto. 30.000 desaparecidos ¡Presentes!», señaló el texto.

Además, señalaron la necesidad de «un paro activo nacional y un plan de lucha contra este brutal ataque contra nuestras condiciones de vida» y se consideró que «el camino es la más amplia unidad entre ocupados, desocupados y todos los sectores en lucha».

Al finalizar la lectura del comunicado, los referentes de las distintas organizaciones pidieron a los manifestantes desconcentrar de «manera ordenada y sin caer en provocaciones» por avenida de Mayo y Diagonal Norte.

Gendarmería Nacional y la Policía Federal realizaron un cordón sobre Hipólito Yrigoyen, al costado de la Plaza de Mayo, con presencia también de efectivos policiales en moto armados con escopetas a la vista y una decena de camionetas de Gendarmería.

Las columnas del Polo Obrero, MST, Coordinadora Sindical Clasista, PTS, y otras organizaciones como el Bloque Piquetero Nacional, líneas internas de Unión Ferroviaria, Sutna (Neumático), Sipreba, ATE Capital y Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de PBA (Cicop) ingresaron pacíficamente a la Plaza de Mayo por Diagonal Sur.

Previamente, se registraron incidentes en Diagonal Norte y en avenida Belgrano pero tras algunas escaramuzas y corridas, la situación se calmó y los manifestantes siguieron marchando, aunque hubo dos manifestantes detenidos, según fuentes policiales.

Las dos columnas principales de la marcha se desplegaron desde Diagonal Sur y avenida Belgrano y desde Florida y Diagonal Norte para confluir en Plaza de Mayo, según lo dispuesto hoy por el Ministerio de Seguridad de la Ciudad e informado por los organizadores de la movilización.

«Lo que se está jugando es el derecho a defender nuestros derechos, eso es el derecho a la protesta. Lo que ya se anunció y lo que va a anunciar el Presidente esta noche son medidas altamente impopulares que atacan directamente el bolsillo de la clase trabajadora», dijo la diputada de izquierda Myriam Bregman a Télam durante la movilización.

Pese a que los cordones de efectivos policiales intentaron que los manifestantes se desplacen por las veredas, tras los incidentes los manifestantes ganaron la calle.

En Diagonal Sur (Julio A. Roca) y Chacabuco la Gendarmería y la Federal intentaron cortar la columna que siguió avanzando hacia Plaza de Mayo.

Previamente la Policía de la Ciudad y la Federal hicieron un cordón entre manifestantes y la prensa, donde se produjeron los empujones y los forcejeos.

About Author

Categorías