23 de junio de 2024

«Muerta o presa»: Kicillof presentó el libro del ataque a Cristina Fernández

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, encabezó la presentación del libro “Muerta o presa: La trama violenta detrás del atentado” que sufrió la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2022. Allí afirmó que «el libro demuestra el vacío que genera la falta de justicia».

Kicillof acompañó en el panel a los autores y periodistas Irina Hauser y Ariel Zak. «Revivir el atentado no es fácil para quienes tenemos un vínculo de amor con Cristina, pero este libro es de lectura obligada», admitió y explicó: «Todos vivimos de alguna manera esa muerte que estuvo a un milímetro de ocurrir».

«Es obvio que nada de esto fue casualidad», aseguró el gobernador respecto a los detalles que se enumeran en el libro y que la justicia «desinvestigó» en las dos causas que derivaron del intento de magnicidio ocurrido el 1 de septiembre de 2022. En ese sentido, Kicillof consideró que esta investigación periodística «demuestra el vacío que genera la falta de justicia».

Enumeró los hechos que antecedieron al ataque impulsado por «discursos de odio». «Tenemos la necesidad de terminar con una justicia cómplice, violencia política, discursos de odio y financiamiento a estos grupos (Revolución Federal) que llevan adelante hechos delictivos», afirmó.

«El peronismo esto lo hace en las urnas y respetando las leyes, y si queremos que esto no quede solo en el libro tenemos que conseguir de acá al domingo votos para que Sergio Massa sea el próximo presidente», finalizó.

La presentación fue introducida por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus. El funcionario explicó que «es la presentación del libro que nunca hubiéramos querido presentar» pero consideró que hacerlo «permite que continúe la memoria».

El escritor y guionista Marcelo Figueras, que moderó la palabra, advirtió que el libro de editorial Planeta, lanzado el pasado 1 de septiembre, al cumplirse un año del intento de magnicidio, «puede leerse como una novela de terror» y deseó que «termine en un luminoso día de justicia que no sabemos si va a llegar».

A su turno los autores Irina Hauser y Ariel Zak comentaron detalles de los datos que se fueron siguiendo en la investigación periodística. También recordaron que varios meses antes del intento de asesinato de la Vicepresidenta se vivía «un clima de violencia» y reconocieron que «ni el gobierno, la sociedad, ni los políticos, ni los medios habíamos registrado el contexto de odio que se estaba gestando y desemboco ahí», en Fernando Sabag Montiel empuñando un arma frente a la cabeza de Cristina Fernández.

Los periodistas recordaron que el responsable material del ataque «incluso justificó su accionar diciendo que quiso matar a Cristina por el odio generalizado que había». Asimismo responsabilizaron a los «influencers del odio», que resultaron muy cercanos a La Libertad Avanza, tal como surgió de la investigación al teléfono de Montiel. Allí, «la única foto» que tenía con un político era con Javier Milei, lo que demuestra que «había alguien de la política con quien se identificaba».

«No sabemos si alguien lo mando a Montiel pero tenía el terreno preparado», por todos los discursos de odio, aseguraron y celebraron que el «antídoto contra el odio lo tenemos acá» señalando en el auditorio a Taty Almeida y otras miembros de Madres de Plaza de Mayo Línea fundadora. «Son ellas: las madres, abuelas y los organismos de derechos humanos».

About Author

Categorías