3 de marzo de 2024

Columna de opinión

La A.E.I con Rusia y diversificación de la política exterior con proyección industrial

Por Salvador Scarpino, investigador de OCIPex.

La política exterior de un Estado impacta directamente en el día a día de la sociedad y su ejecución reviste de una enorme relevancia en la determinación del modelo de desarrollo nacional. La vinculación con socios estratégicos es vital en el plano externo. Aún más en la actual coyuntura política internacional, donde el orden de la segunda posguerra se encuentra en crisis, signado por la disputa hegemónica entre Estados Unidos y China. Un escenario de reestructuración geopolítica, tendiente al multipolarismo, es una oportunidad para un Estado como Argentina, el cual otorga la posibilidad de ejecutar una política exterior con mayores márgenes de maniobra.

En este sentido, a partir del comienzo del presente siglo, el vínculo argentino con una potencia emergente como la Federación de Rusia alcanzó su punto más álgido. Vislumbrando el complejo escenario internacional que se avecinaba y en un intento por diversificar las relaciones exteriores, en 2008 se otorga el rango de Asociación Estratégica al vínculo entre Buenos Aires y Moscú, tras la visita de Cristina Fernández de Kirchner a la capital rusa. [1] El 23 de septiembre de 2009 fue firmado el Plan de Acción que promueve el establecimiento de relaciones de asociación estratégica, posteriormente actualizado el 22 de septiembre de 2011 tras la firma de ambos ministros de relaciones exteriores, Héctor Timerman y Sergei Lavrov, en la ciudad de Nueva York.[2] En 2010 se produce la visita del entonces presidente ruso Dmitry Medvedev, siendo la primera vez que un mandatario de aquel país efectuó una visita de Estado a Argentina.[3]

Los años posteriores continuaron fortaleciendo el vínculo bilateral hasta la firma de la Declaración Conjunta entre Cristina Fernández de Kirchner y Vladimir Putin, el 23 de abril de 2015, para el establecimiento de una Asociación Estratégica Integral entre ambos países.[4] Dicha asociación marcó el punto cúlmine del vínculo entre ambos Estados, con numerosos proyectos conjuntos en diversos sectores de sus economías, como por ejemplo, en el sector de la energía atómica a través de Memorándum de Entendimiento entre el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la República Argentina y la Corporación Estatal de Energía Atómica “Rosatom” sobre la cooperación en la construcción de una central nuclear en nuestro país. En materia de energía hidroeléctrica por medio del Acta de Acuerdo para el Desarrollo del Proyecto Multipropósito Chihuido I, sobre el río Limay en la provincia de Neuquén. Cabe destacar también la Declaración Conjunta de Intenciones entre la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la Agencia Federal Espacial rusa (ROSCOSMOS) para la cooperación en el sector de tecnología espacial, por sólo nombrar algunos de los acuerdos firmados.[5]

Retrocesos y avances

Con la llegada de la alianza “Cambiemos” al gobierno en 2015, se ejecutó un alineamiento político con las potencias occidentales, giro que fue acentuado aún más luego del préstamo proveniente del Fondo Monetario Internacional en 2018, con sus conocidas políticas de austeridad fiscal. Todo esto generó un distanciamiento en las relaciones con Moscú, con el consiguiente congelamiento de los proyectos acordados por la gestión anterior. Incluso se llegó a malos entendidos y desmentidas del entonces canciller Jorge Faurie a los dichos de Putin tras su visita a nuestro país en 2018.[6] En otras palabras, se restó densidad política al vínculo con Rusia, relegándola al mero aspecto comercial. Dicha imprevisibilidad y giros copernicanos en materia de política exterior conllevan al debilitamiento de los avances y la confianza construida luego de varios años de gestión y fortalecimiento del vínculo.

A partir de 2019, el actual gobierno argentino busca reconstruir una agenda en común con Moscú. Pese a la pandemia del COVID-19, Argentina fue el primer país en recibir cargamentos de la vacuna Sputnik-V, como prueba del acercamiento político entre ambos Estados. Además de la agenda sanitaria, otro ejemplo de dicho acercamiento fue la visita a finales de febrero de 17 funcionarios rusos en el marco de la VII Reunión Intergubernamental de la Comisión Mixta argentino-rusa para la Cooperación Técnico-Militar, la cual no se reunía desde 2017. En este sentido, funcionarios del Ministerio de Defensa, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y del complejo industrial-militar argentino compuesto por directivos de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), Fabricaciones Militares (FM), Astillero TANDANOR e integrantes del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), mantuvieron conversaciones técnicas con los rusos durante tres días y visitaron el Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR). [7] Dicho accionar es una muestra del abandono de los compartimentos estancos, a través de un enfoque integral entre diversos sectores del Estado y la sociedad civil.

La cooperación en materia de defensa con Moscú data de 2006, cuando fue promulgado el Convenio sobre Cooperación Técnico-Militar a través de la Ley 26.159.[8]  Simultáneamente, se consustancia con la búsqueda de un destino industrial para nuestro país, como una posible plataforma de industria militar rusa para la región con la consiguiente transferencia de tecnología, mayor necesidad de mano de obra local y generación de nuevos puestos de trabajo.

Además de lo mencionado anteriormente, la cooperación en la materia permite evitar algunas restricciones que enfrenta Argentina a la hora de equipar sus Fuerzas Armadas, como por ejemplo el último suceso acaecido entre finales de octubre y principios de noviembre de 2020. Ante el intento de adquisición de 8 cazas FA-50 de la Korean Aerospace Industries (KAI) por parte de la Fuerza Aérea Argentina, el gobierno británico prohibió otorgar las licencias de exportación de 6 componentes producidos por proveedores británicos, entre los cuales se encuentran las firmas BAE Systems,[9] y Martin Baker.[10] [11] La razón de dicha acción radica en el embargo de armas impuesto por Gran Bretaña a nuestro país, posterior al conflicto bélico de 1982. Según un comunicado del Minister of State for Foreign and Commonwealth Affairs, el gobierno británico “continuará denegando las licencias para la exportación y el comercio de bienes que se considere que mejoran la capacidad militar argentina”.[12]

Argentina y Rusia poseen ejes de cooperación comunes. Cooperación en materia sanitaria – con la producción de la Sputnik-V en Argentina [13] [14]-  en materia de defensa y en el área energética. [15] Otra posibilidad es la inversión de capitales rusos en el proyecto del Tren Norpatagónico, con la intención de unir el puerto de Bahía Blanca con los chilenos de Concepción y Talcahuano y tendría un desvío hacia Añelo y Rincón de los Sauces. Esto permitirá llegar a Vaca Muerta y tener un transporte más económico para la llegada de insumos y la salida de productos.[16] Sin embargo, es imperioso robustecer el intercambio comercial. Según el Servicio Federal de Aduanas ruso, el comercio entre Rusia y Argentina en 2019 ascendió a USD 1.100 millones, un 7,7% menos que en 2018. Las exportaciones rusas a Argentina disminuyeron un 18,3% a USD 322,3 y las importaciones, un 2,8 % a USD 827,3. En el primer semestre de 2020, el volumen de comercio bilateral en comparación con el mismo período del año pasado disminuyó en un 12% (de USD 611,2 a USD 458,6). [1] Estos números no se condicen con el carácter estratégico de la relación ruso-argentina.

Nuestro país necesita un destino con desarrollo industrial, armónico e integral, con participación en cadenas globales de valor desde un principio de autonomía. En concordancia con el control de procesos de producción científicos-tecnológicos para garantizar el bienestar de su población. La construcción de vínculos con potencias emergentes, la diversificación de su relacionamiento exterior y la posibilidad de transferencia de tecnología contribuyen en la elaboración del destino industrial planteado.

*Columna del observatorio OCIPEx.


Referencias:

[1]  “Rusia y Argentina estrechan lazos” (10/12/2008). El País. Recuperado de: https://elpais.com/internacional/2008/12/10/actualidad/1228863614_850215.html

[2]  “Instrumentación del Plan de Acción de la Cooperación Estratégica entre la República Argentina y la Federación de Rusia” (22/09/2011). Recuperado de: https://tratados.cancilleria.gob.ar/tratado_ficha.php?id=kp2inJM=

[3]  “En una visita histórica, llega mañana Dmitri Medvedev, primer mandatario ruso que viaja a la Argentina”. (13/04/2010). Información de Prensa N° 122/10. Cancillería argentina. Recuperado de: https://www.cancilleria.gob.ar/es/actualidad/comunicados/en-una-visita-historica-llega-manana-dmitri-medvedev-primer-mandatario-ruso

[4]  “Declaración Conjunta de la Presidenta de la República Argentina Cristina Fernández de Kirchner y del Presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, para el Establecimiento de la Asociación Estratégica Integral Argentino-Rusa” (23/04/2015). Recuperado de: https://tratados.cancilleria.gob.ar/tratado_ficha.php?id=kp2qmJM=

[5]  “Síntesis de los acuerdos a suscribir con Rusia durante la visita presidencial” (2015). Recuperado de: https://www.casarosada.gob.ar/pdf/sntesis_acuerdos_rusia.pdf

[6]  “Putin anunció que construirá una central nuclear y Faurie lo contradijo” (01/12/2018). La Política Online. Recuperado de: https://www.lapoliticaonline.com/nota/116513-putin-anuncio-que-construira-una-central-nuclear-y-faurie-lo-contradijo/

[7]  Beldyk, M. (20/02/2021). “El Gobierno quiere interesar a Rusia para invertir en joint ventures militares”. Perfil. Recuperado de: https://www.perfil.com/noticias/politica/el-gobierno-quiere-interesar-a-rusia-para-invertir-en-joint-ventures-militares.phtml

[8]  “Convenio entre el Gobierno de la República Argentina y el Gobierno de la Federación de Rusia sobre Cooperación Técnico-Militar” (15/11/2006). Recuperado de: http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/120000-124999/122132/norma.htm

[9]  BAE Systems PLC es una constructora aeronáutica comercial británica y la segunda mayor contratista militar con intereses en todo el mundo.

[10]  Martin Baker Aircraft Co. Ltd es una firma británica dedicada a la fabricación de asientos eyectables y equipos de seguridad para la aviación. Recuperado de: https://martin-baker.com/

[11]  Waldron, G. (02/11/2020). “UK Shoots Down Argentina FA-50 Deal”. FlightGlobal. Recuperado de: https://www.flightglobal.com/defence/uk-shoots-down-argentine-fa-50-deal/140925.article

[12]  “Export licensing policy for Argentina”. (07/08/2019). Recuperado de: https://www.gov.uk/guidance/export-licensing-policy-for-argentina

[13]  “Sputnik-V: Un nuevo viaje a Rusia por entregas y producción de vacunas”. (22/02/2021). BAE Negocios. Recuperado de: https://www.baenegocios.com/mundo/Asesora-presidencial-argentina-viaja-a-Rusia-por-entregas-y-produccion-de-vacuna-Sputnik-V-20210222-0042.html

[14] “Argentina y Rusia aceleran el ritmo para fabricar la vacuna Sputnik V en Sudamérica”. (20.04.2021). Sputnik News. Recuperado de: https://mundo.sputniknews.com/20210421/1111399369.html

[15]  Lerner, A. (17/02/2021). “Confirman interés de Rusia en millonarias obras de infraestructura”. Ámbito. Recuperado de: https://www.ambito.com/economia/rusia/confirman-interes-millonarias-obras-infraestructura-n5170383

[16]  “Tren a Vaca Muerta: Los rusos no se bajan y se unen a los chinos”. (22/02/2021). Recuperado de: https://www.runrunenergetico.com/tren-a-vaca-muerta-los-rusos-no-se-bajan-y-se-suman-a-los-chinos/

About Author

Categorías