29 de febrero de 2024

Juan Grabois: «Hay una idea del enemigo interno que atenta contra el pacto democrático»

El dirigente analizó la actualidad del país y afirmó que «el deterioro económico verdadero se sentirá en marzo».

El dirigente Juan Grabois analizó la designación de Francisco Sánchez al frente de la Secretaría de Culto en una entrevista con Jorge Fontevecchia. «Hay una utilización del extremismo religioso como justificación de la política», aseguró. El ex precandidato a presidente también afirmó que «el deterioro económico verdadero se sentirá en marzo» y convocó a la dirigencia política a rechazar el DNU y la Ley Ómnibus.

“Los que ejercen el gobierno en la Argentina conformaron una suerte de alianza extraña entre anarcocapitalistas antiestado y liberales en lo económico, pero que consideran que el aparato represivo del Estado en toda su potencia, incluidas sus fuerzas armadas, tiene que estar al servicio de la represión de los que ellos consideran sus enemigos”, sostuvo Grabois.

Y apuntó que, para el gobierno, “los dirigentes sociales son narcotraficantes, son terroristas, son colectivistas”. “Se está conformando una idea del enemigo interno que para mí atenta contra el pacto democrático”, alertó.

Vinculado a eso, Grabois consideró: “Hay una utilización del fanatismo religioso como justificación de la política”. Anteriormente, consultado por la designación del ex diputado Francisco Sánchez en la Secretaría de Culto, había afirmado: “Este tipo planteó un mes antes del atentado a Cristina la necesidad de aplicarle la pena de muerte a la vicepresidenta, ya eso solo es muy grave”.

Y recordó: “La doctrina católica establece la abolición de la pena de muerte, Francisco lo incluye canónicamente en el catequismo”. Sumó que el nuevo funcionario “también tuvo expresiones antisemitas claras, planteando teorías conspirativas que circulan en sectores cuasiterraplanistas. Es un personaje que no está calificado moralmente para el ecumenismo más elemental que requiere el lugar que quiere, y que está asociado a un sector de los neopentecostales que predican la teología de la prosperidad que vienen con una linea de ultraderecha fuerte, y a los lefebristas, que es el ámbito en el que se mueve Villarruel«.

Por otro lado, el referente opositor, cuestionó el DNU: «Es el más brutal ataque contra el estado social de derecho que consagra nuestra Constitución desde que tengo memoria». «Es un ataque brutal que aparte tiene fines de lucro. Cada artículo del DNU está asociado a una corporación económica, y de la ley se repite la misma secuencia. Es una mezcla de un plan de negocios de un conjunto de corporaciones elaborada por sus estudios jurídicos y de una serie de premisas dogmático-ideológicas propias de un pensamiento mesiánico que disuelven los avances democráticos constitucionales de nuestro país», agregó. Y subrayó: «Es una ofensiva contra las conquistas del pueblo argentino».

En ese sentido, le pidió a la política “que rechace el decreto de necesidad y urgencia, que rechace el ley ómnibus, que rechace y ponga un límite a las ambiciones monárquicas del gobierno de turno” y afirmó: “Yo creo que ahora hay que hacer una confrontación absolutamente frontal y sin especulaciones contra alguien que está quebrando las reglas de juego”.

Por último, Grabois sostuvo: “El deterioro económico verdadero, la clase media e incluso parte de los sectores populares, lo van a sentir en marzo, cuando la inflación de los tres meses se acumule en un 75%. Cuando los dos símbolos de estatus de bienestar de la clase media entran en una situación de imposibilidad fáctica de la gente de pagarlo, que son la escuela privada y la prepaga”.

About Author

Categorías