24 de mayo de 2024

El papa Francisco dijo que «queda mucho por hacer» en la lucha contra el abuso de menores

El papa Francisco aseguró hoy que los cambios decididos en el organismo asesor para la prevención del abuso sexual en la Iglesia representan «un nuevo comienzo» en la lucha contra los sacerdotes pedófilos. También admitió que «queda mucho por hacer«.

«El abuso sexual de niños es particularmente grave, porque socava la vida en desarrollo», dijo el pontífice ante los el órgano consultivo creado por el mismo Francisco en 2014. El organismo para la prevención del abuso sexual fue fundado para ayudar a la Iglesia «a proteger de los abusos a los niños, jóvenes y adultos vulnerables».

En ese ámbito, el Papa pidió a la Pontificia Comisión para la Protección de Menores que cada año elabore un informe sobre los esfuerzos que realiza la Iglesia en ese ámbito para tener «información fidedigna sobre lo que está pasando y lo que hay que cambiar». «Si no se avanza, los fieles seguirán perdiendo la fe en sus pastores», advirtió.

Con la nueva «constitución» para el gobierno de la Santa Sede ese organismo tendrá mayor peso. Entrará en vigor en junio y reemplazará a la promulgada por el papa Juan Pablo II en 1988.

Fruto de nueve años de trabajo, el texto prevé la integración de esa comisión en el dicasterio (ministerio) que supervisa las investigaciones canónicas de los casos de abusos sexuales cometidos por el clero. Esto lo convierte en un órgano oficial de la Curia romana, el gobierno central del Vaticano.

«Se han sembrado semillas importantes, pero aún queda mucho por hacer«, indicó Francisco y evaluó que ese texto marca «un nuevo comienzo». En esa línea, según la agencia de noticias AFP, sostuvo: «De ustedes depende ampliar el alcance de esta misión, para que la protección y el cuidado de los abusados se convierta en la norma, en todas las esferas de la vida de la Iglesia».

«Algunos creen que esa convivencia puede comprometer la libertad de pensamiento y acción de la entidad, o disminuir la importancia de los temas que trata. Esa no es mi intención», explicó en referencia a las críticas por una eventual pérdida de independencia de la comisión. El Papa invitó a la comisión a «proponer los mejores métodos» para la lucha contra este flagelo, «teniendo en cuenta que la justicia y la prevención son complementarios».

Francisco «ha otorgado a la comisión un mandato muy claro» y desea «que garanticemos que la puerta esté siempre abierta para todos aquellos que llamen a la Iglesia», señaló durante una conferencia de prensa el cardenal estadounidense Sean O’Malley, presidente de la entidad.

La comisión, de la que forman parte entre otros el alemán Hans Zollner; el obispo de auxiliar de Bogotá, Luis Manuel Alí Herrera y el chileno Juan Carlos Cruz, fue recibida este viernes en el Vaticano por el papa para una audiencia.

About Author

Categorías